fbpx

BANDAI: DE ROJO A CELESTE

La historia de Bandai es, sin duda, una historia de éxito. “A successful story”, como dirían los estadounidenses, adalides del capitalismo y de su gran arma, el marketing.

 Pero la historia reciente de Bandai no se puede escribir sin nombrar a Toei Animation. Ambas empresas forman una sinergia perfecta: juguetes y animación, el tándem definitivo. Kamen raider, Ultraman, Super Sentai, Dragon Ball Super, One piece, Naruto, Digimon y un sinfín más de franquicias. La una no puede ser sin la otra, de hecho, Bandai Namco Holdings posee el 10% de las acciones de Toei. A veces no se sabe que fue primero, “el huevo o la gallina” 

Pero antes de colaborar con Toei, Bandai tuvo un camino propio y estos son sus inicios.

1947


Bandai nace en Japón en 1947 de la mano de Naoharu Yamashina que en ese momento trabajaba en la empresa textil de su cuñado. Debido al declive de este sector en esa época y en aquellos lares del sol naciente, Naoharu propone una subdivisión dentro de la empresa matriz dedicada a la distribución y fabricación de juguetes. 

1950


En este año, Naoharu toma el control completo de la empresa con la fabricación de juguetes como máximo exponente y la renombra Bandai-Ya para, más tarde, en 1960, llamarse finalmente BANDAI. Son muchos los éxitos conseguidos por la empresa en estos años: la Rhytim ball (por ahora no he sabido exactamente qué es esto, pero parece por la foto, una bola que bota, rebota y tal y tal), una reproducción del B-26 y muchas otras cosas. 

Es en este punto donde la cosa se dispara y comienza la verdadera expansión. A continuación, os describo, a través de los años, las efemérides, lanzamientos e invenciones más importantes que construyen las bases de la marca, tal y como la conocemos hoy.

1963


Lanzan su primera figura franquiciada: ¡Astroboy! 

1969


Adquieren fábrica propia para producir juguetes y figuras de plástico, lo que supone una cantidad de posibilidades infinitas de producción. Pensad que hasta ahora los juguetes eran diseñados con ¡latas de atún recicladas!

1974


Lanzan su primer Chogokin de Mazinger Z, ¡aquí la cosa empieza a molar!

1977


Crean un Buque de guerra Galáctico en PVC basado en los míticos buques de guerra japoneses Yamato, ¡qué grandes!

1980


¡Nacen los legendaríos Gundam! Esta línea de negocio ha sido y es de las que han proporcionado gran parte de los ingresos de Bandai en toda su historia, y eso que nunca proliferó masivamente fuera de las fronteras de Japón.

1983


Nace el eslogan de la marca: BANDAI Dreams and Creation, y además actualizan el logo tal cual lo conocemos a día de hoy. También en este año incorporan su línea de productos Iropla: figuras para montar y pintar a partir de piezas más pequeñas que vienen en, digamos, hojas de plástico con piezas de PVC monocolor unidas entre sí por ensambles de plástico más maleables. ¿Sabéis de qué hablo? Explicado así puede quedar un tanto ambiguo, pero si veis la foto adjunta enseguida sabréis a qué me refiero. Hoy en día este método es utilizado por muchas empresas, lo que no sabemos es si pagan un canon a Bandai por producir juguetes así.

1987


Llegan los Saint Seiya Cloth series. ¡Wow!

1993


¡Qué llegan los Power Rangers! Esta gran franquicia, que merece ríos y ríos de texto, hizo ganar mucha “pasta” a Bandai. Haim Sabam, creador de la serie, adaptó las populares series Super Sentai japonesas para el público norteamericano y, por ende, al resto del mundo. Es Bandai quien explota los derechos jugueteros de la franquicia hasta 2018, que fue en esta fecha cuando paso a manos de Hasbro. 25 años fabricando juguetes superventas y lo mejor de todo es que se basaban en moldes existentes de las series Super Sentai japonesas de Bandai. Más que basadas en los moldes, ¡eran las mismos! Solo cambiaba algún texto del japonés al idioma de turno en el packaging y poco más. ¡Jajaja! “me parto el culo”, ¡redondo!

1996


Nace la lotería con premio asegurado Ichiban Kuji. Hay que mencionar que Bandai España ha hecho una apuesta por estos productos y ya podemos disfrutarlos en nuestro país. Pero el plato fuerte de este año para Bandai fue el lanzamiento de los ¡Tamagotchi! (palabras japonesas que vienen a decir huevo-reloj). 40 millones de unidades vendidas en los primeros 3 años, en sus 24 años de historia ha llegado a más de 100 millones de hogares en todo el mundo. Populares, queridos y controvertidos, sociólogos los utilizaron como método de estudio, psicólogos los contraindicaron por el hecho de que los niños se traumatizaban al ver crecer y morir a su mascota en tan solo 25 días, o a veces en solo horas (me “parto” yo solo… perdón, es que a mí me “palmaban” todos enseguida). En definitiva, un éxito legendario.

1997


Nace el Chogokin Gx-01 Mazinger Z. En frikimasters.es hemos disfrutado de esta figura y tenemos que decir que las calidades del metal, las articulaciones y los acabados de la pintura metalizada son impecables. Es muy difícil a día de hoy encontrar figuras con vocación masiva y comercial como las de Bandai, con unas exigencias de calidad tan altas.

2005


Después de fracasar la fusión entre Bandai y Sega a fínales de 1990 debido a “diferencias culturales” (no se entenderían con el reparto de poderes y dinero, o yo que sé, no estaba allí) por fin Bandai consigue fusionarse (o me da a mí que la compró y absorbió) a una empresa de videojuegos y entretenimiento: Namco. Aquí nace Bandai Namco Holdings del que Bandai es máximo accionista. Bandai ya hacía videojuegos, pero ahora, con el equipo de Namco entre sus filas, las posibilidades están siendo infinitas. Véase el éxito de Dragon Ball FighterZ.

2008


Nace Tamashii Nations y S.H. Figuarts, ¿os suenan? Sí, los sellos de figuras Bandai dirigidas a público adulto y que garantizan calidad y rigor, hechas por fans para fans.

2010


Bandai entra en el mundo de la restauración y abre las puertas del primer Gundam Café en Akihabara, Japón. ¿Algún día en España? Poco probable, pero, ¿quién sabe?

2018


Nace la empresa hermana Bandai Spirits Co. Ltd. Detengámonos un momento, y hablemos sobre lo que supone Bandai Spirits a partir de ahora y su color celeste.

Muchos os habéis preguntado, ¿por qué el logo de Bandai de mis figuras es ahora azul celeste? Pues aquí está la respuesta: Bandai Spirits es la apuesta de Bandai por diferenciar definitivamente su línea de juguetes para niños de su línea de figuras, juguetes y servicios exclusivamente para adultos coleccionistas. Son buenas acciones estratégicas de Bandai que, junto a sus sellos Tamashii Nations, S.H. Figuarts y Megahouse (¿cómo?, ¿Megahouse?, sí “amig@s” Megahouse también es parte de la familia Bandai), consolida este mercado cada vez más en auge y que además se les da tan bien a estos grandes maestros jugueteros. Por lo tanto, Bandai Spirits es vuestra marca, la que pretende aglutinar a todos los sellos y filiales anteriormente mencionados.

Por cierto, aún no hemos hablado de Banpresto, esa marca con el logotipo del antifaz y que en el subconsciente colectivo eclipsa a Bandai como marca a la hora de elegir nuestras figuras. Y, es que Banpresto Co. Ltd. tiene como principal nicho de mercado los videojuegos y máquinas de premios en Japón, pero en lo que se refiere al tema de este post, lo que nos interesa de ellos es su fabricación de figuras de nuestras series manga y anime favoritas. 

2019


Mencionar que Banpresto pasó a ser parte de la matriz Bandai en 2008 y, más tarde, en 2019 es fusionada a Bandai Spirits. En definitiva, Banpresto como sello presente en los packings de las figuras Bandai Spirits irá desapareciendo con el tiempo. O, por lo menos eso es la intención de Bandai a corto plazo.

También, me gustaría hablaros de un tema que crea mucha controversia entre algunos consumidores de figuras Bandai para adultos. ¿Si mi figura no lleva la pegatina dorada tornasolada con el gato de la Toei Animation, es una figura falsificada? La respuesta es no. Un no rotundo. Os explico. La normativa europea vigente obliga a que las figuras importadas por mayoristas/distribuidores lleven, en lugar de esta pegatina tan chula, una pegatina blanca cuadrada en el dorso o en la base de la caja. Una pegatina con información detallada del importador en cuestión, edades recomendadas para su consumo, lugar de fabricación y alguna que otra especificación técnica. Así, nos lo explican desde Bandai España, lo que no nos saben explicar porque una pegatina sustituye a la otra y en cambio, no pueden convivir ambas. En fin, es lo que hay.

Si encontráis o compráis figuras en España con la pegatina tornasolada, puede significar dos cosas. O que la figura esta falsificada, o que estáis comprando una figura que a su vez a comprado un particular y la está revendiendo en el mercado español. ¡Ojo! Estamos hablando de datos comprobados a fecha de publicación de este post. Tampoco podemos predecir el futuro, pero a día de hoy, así es. 

Y eso es todo amigos y amigas, espero que os haya gustado el post y sobre todo al que le interese profundizar en el tema que siga el hilo, y que investigue más. Y, también si encontráis algún dato incorrecto no dudéis en comentarlo, así aprendemos todos. 

Bandai es mucho Bandai, una marca que ha hecho y hace juguetes y figuras de calidades exquisitas. Se nota que les gusta lo que hacen, que tienen mucho respeto por los fans y dan mucho amor en todo lo que hacen. ¡Larga vida a Bandai!

2020


Y hasta aquí hemos llegado, si todo va sobre lo planeado, en el próximo post os recopilaré información de los próximos lanzamientos de Bandai Spirits, tamashii nations y Sh Figuarts.

 Mucha suerte y no olvidéis visitar nuestra tienda frikimasters.es, que es nuestro querido negocio y como Bandai, intentamos hacerlo lo mejor que podemos, o lo intentamos.

 ¡Fuerza y honor! y ¡retroceder nunca, rendirse jamás!



Deja un comentario