fbpx

NARUTO, EL «HEREDERO» DE DRAGON BALL

Gusta mucho buscar herederos, sucesores o como queráis llamarlo a ciertas personas, deportistas, cantantes o en el caso de hoy, a un anime. Hemos visto a la prensa especializada bautizar a Lebron James como el nuevo Jordan o a Lady Gaga como la nueva Madonna (risas). A Christopher Nolan como el nuevo Stanley Kubrick (más risas) y, agarraos, a J.J. Abrams como el nuevo Spielberg. El mundo del manga anime no escapa a estas, en mi opinión, ridículas comparaciones. Dragon Ball fue y sigue siendo un icono, marcó un hito y se grabó en las retinas de millones de fans. Muchos han sido los shonen que han intentado sentarse en la misma mesa que Dragon Ball, pero pocos pueden presumir de haberlo conseguido. Hoy veremos si Naruto lo ha conseguido y opta al título de heredero de Dragon Ball.


El padre de Naruto

Masashi Kishimoto es un mangaka nacido hace cuarenta y seis años en la prefectura de Okayama que ya desde muy joven se interesó en el mundo del manga y que tras ver un cartel promocional de Akira, la monumental obra de Katsuhiro Otomo, decidió encaminar su futuro a ser dibujante de manga. Pasó cientos de horas intentando estudiar el estilo de Otomo hasta darse por vencido, entendiendo que dicho estilo es único e inimitable.

Otra de las grandes referencias para Kishimoto fue Akira Toriyama. El autor de Naruto es un fan incondicional de Dragon Ball, siendo esta otro de los motivos que lo empujaron a convertirse en mangaka profesional.

autor de naruto
Masashi Kishimoto

Como curiosidad final, Masashi Kishimoto es el hermano gemelo de Seishi Kishimoto, también mangaka y el creador de 666 Satan. Además de ser íntimo amigo de Eiichiro Oda, autor de otro de los shonen que más seguidores tiene en el mundo: One Piece.


Naruto vs. Dragon Ball

Acabamos de comentar que Akira Toriyama fue una de las grandes fuentes de inspiración para Kishimoto, así como el autor de Naruto ha declarado abiertamente su amor por Dragon Ball. Y aquí entran una serie de paralelismos y homenajes (nunca plagios) que Kishimoto quiso rendir al manga más famoso de todos los tiempos.

Para empezar ambos protagonistas comparten muchos elementos en común. La personalidad de Naruto y Son Goku es muy similar. Ambos son despreocupados, les encanta comer, en sus peleas siempre se sacan un recurso sorprendente y no dudan nunca en sacrificarse por sus compañeros. Si bien es cierto que hay varios aspectos que diferencian ambos personajes. Naruto persigue un sueño desde pequeño (ser el Hokage de su aldea) y tiene ese punto gamberro del que carece Son Goku que es pura inocencia.

Ambos encierran en su interior un monstruo. El origen extraterrestre de Son Goku le permite convertirse en Ozaru, ese mono gigante en el que se transforman los Saiyan cuando ven la luna llena y les permite desatar todo su poder. Y Naruto tiene sellado en su interior al Zorro de Nueve Colas, el biju más poderoso de la serie.

La relación de Naruto y Sasuke es muy similar a la de Goku y Vegeta. Rivales, compañeros, amigos y enemigos al mismo tiempo. Podríamos definirlos como enemigos íntimos cuyo afán de superación les hace alcanzar niveles que por si solos no hubieran conseguido.

Para terminar y a modo de anécdota, algún que otro detallito en el que Kishimoto homenajea a Dragon Ball: la máscara de Chaos aparece en una tienda de máscaras, la bestia de cuatro colas se llama Son Goku y tiene aspecto de gorila y el atuendo de Naruto es de color naranja como el de Goku.

Dragon Ball y Naruto, dos shonen que no te puedes perder por nada del mundo.

El futuro de la franquicia

Si bien el futuro de Dragon Ball pasa por su etapa en Súper, con mayor o menor acierto según la saga, el de Naruto tomó un camino bien distinto. Masashi Kishimoto optó por la opción más arriesgada en mi opinión que fue ceder el testigo a Boruto, hijo de Naruto, en una nueva serie.

Con catorce tomos editados en Japón a día de hoy y diez en nuestro país, aún es pronto para saber si está a la altura de su predecesora. A modo personal, dudo que llegue al mismo nivel, pero lo sabré cuando termine y me la lea del tirón.

Lo que está claro, y para terminar este artículo, es que Naruto es un más que digno sucesor y heredero de Dragon Ball. Que se puede sentar en su misma mesa a comer y que las comparaciones son odiosas. Naruto es Naruto y Dragon Ball es Dragon Ball.

Deja un comentario