PACKS ¡ENVIO GRATIS!

Llévate algunos de nuestros mejores productos a precio reducido... ¡y con envío gratis! No te lo podemos poner más fácil aunque lo intentemos.

Leer más

Llévate algunos de nuestros mejores productos a precio reducido... ¡y con envío gratis! No te lo podemos poner más fácil, aunque lo intentemos.

No, en serio, no podemos. ¿Pero qué más quieres, si en esta categoría los productos te salen más baratos que si los comprases por separado, y encima te los ponemos en casa sin coste? ¿¡Qué más!? ¡Si tenemos para todos los gustos! ¿Qué no? ¿Qué te apuestas?

¿Fan de Harry Potter? Hay un pack para ti. ¿De Dragon Ball? Hay pack para ti. ¿De Marvel o DC? Hay pack. ¿De Disney? También. Lo dicho, ¡hay de todo!

En serio, si no te gusta ninguna de nuestras ofertas eres muy raro. Pero no raro como friki guay, sino raro como para plantearnos llevarte a que te hagan un estudio y ver qué pasa por tu cabeza. ¿De verdad puede haber alguien a quien no le guste ninguna de estas franquicias? Lo siento, es que no me cabe en la cabeza. Que yo también soy friki, si no ya me dirás que narices hago trabajando aquí y escribiendo estos maravillosos textos para tu deleite.

Se supone que todo el mundo es fan de algo, o al menos eso dicen De una serie, una película, un videojuego, un libro… ¡algo! ¿A qué dedica su tiempo libre alguien que no es fan de nada? Si no tiene ni un grupo de música favorito… ¿Se dedica a vegetar y ver pasar la vida? ¿A tomar el sol? ¿Al macramé? No me parece un plan demasiado interesante.

En fin, que me pongo a disertar y me pierdo yo sola. Volviendo al tema original del que estábamos hablando (o estaba, porque esto se parece más a un monólogo que a una conversación) tienes que reconocerme que esto es una ofertaza. Sí, ya sé que la palabra “ofertaza” no existe, pero es la que mejor se ajusta a esto. Al menos a mí me gusta más que “súper chollo”. La palabra chollo me da asco. Ya está, ya lo he dicho. Además, es inevitable asociarla con cosas baratas y malas, y aquí de eso no tenemos. Todo con calidad.

Por cierto, ahora que caigo. Hay una cosa que quiero preguntarte. ¿Por qué sigues leyendo esto? ¿Sabes que prácticamente nadie se ha leído este texto? Así que enhorabuena, has llegado a la última frontera, pero… deberías espabilar un poco, porque mientras tú estás aquí atendiendo a mis desvaríos, ¡los packs están volando! ¡Si es que son ofertas que nadie puede rechazar!

¿Sigues aquí? No aprendes, ¿eh? ¡Que te largues! ¡Haz el favor de correr a por tu pack, que te vas a quedar sin! ¡Venga! ¡Ahora! ¿Pero a qué esperas?

Este último párrafo es solo para comprobar si te has largado ya a comprar o has pasado olímpicamente de mis sugerencias y sigues aquí viendo qué más tengo que decir. Ya te lo adelanto, nada. Pero ya hay otro pack agotado. ¿Ves como tenías que haberme hecho caso? Al menos espero que hayas aprendido la lección: huye de mis textos.

Ocultar